El Poder de la Comunicación en Pareja

Hay una historia en la Biblia de dos personas que trabajaron juntos en el ministerio, y viajaron juntos. Sin embargo, la Biblia dice que una vez “se produjo entre ellos un conflicto tan serio que acabaron por separarse.” Uno de los hombres fue el Apóstol Pablo quien dejó a su gran amigo Bernabé por un hombre llamado Silas. Mientras Bernabé se quedó con un hombre llamado Juan Marcos, uno de los discípulos de Cristo pero que les abandonó en el trabajo. Es interesante que Bernabé fuera uno de los primeros creyentes y su nombre era José, pero los apóstoles le llamaban “Bernabé” que significa “hijo de ánimo.” Yo puedo imaginarme a Bernabé animando a Marcos después de que falló porque más tarde leímos que Marcos recuperó la confianza de Pablo y le ayudó en su ministerio. Bernabé decidió animar a Marcos y serle fiel. Hay mucho poder en el ánimo, hay mucho poder en la comunicación. La comunicación tiene el poder de edificar o destruir, dar vida o matar. Bob Phillips dijo, “La ira puede destruir en un momento la relación que ha tomado años en construirse.”

Proverbios habla mucho sobre el poder la comunicación.

Proverbios 12:18  “El charlatán hiere con la lengua como con una espada, pero la lengua del sabio brinda alivio.

Proverbios 18:21 “En la lengua hay poder de vida y muerte.”

Santiago 3 habla de la lengua “como un fuego, un mundo de maldad, que contamina todo el cuerpo.”

Entre esposos y esposas tenemos diferentes necesidades, pero hay una necesidad que tenemos en común, el ánimo.

(Illus. De hombre llamando por teléfono a su negocio hablando con su jefe si necesita un gerente que es inteligente y un buen trabajador. Mesera escucha porque el esta sonriendo. . .

Todos necesitamos ser animados y apreciados.

Dentro del matrimonio tenemos el poder de construir un matrimonio saludable por ofrecer a nuestro cónyuge ánimo en vez de crítica. Animar a su cónyuge a través de la comunicación positiva puede cambiar la vida de su cónyuge. Mucho más que la crítica.

Si quiere cambiar a su esposo, la crítica no es la manera. Es más o menos como entrenar un mono. Necesita usar ánimo y caramelos como premios. “Buen trabajo mi amor, tu si puedes (lavar los platos, limpiar el baño, dejar tu ropa en la canasta. . . .)”Aquí tengo un dulce para ti.”

  1. Responder con ánimo es una decisión

Responder con ánimo en vez de la crítica es una decisión. Cuándo Job en la Biblia estaba sufriendo por perder todos  sus hijos, sus negocios y su salud, sus amigos le dieron sermones sobre su vida. Después de sus discursos, que dijo Job?

Job 16: 2-5 “Ya escuché todo esto antes, ¡qué consejeros tan miserables son ustedes!  ¿Nunca dejarán de decir más que palabrería? ¿Qué los mueve a seguir hablando?  Si ustedes estuvieran en mi lugar, yo podría decir lo mismo. Podría lanzar críticas y menear mi cabeza ante ustedes.  Sin embargo, yo les daría palabras de ánimo; intentaría aliviar su dolor.”

Job entendió las circunstancias, él pudiera haber respondido con críticas pero escogió no hacerlo. Tenemos una opción, responder con crítica o con ánimo. Es nuestra decisión.

Hay un principio importante en la comunicación. El camino a un conflicto no está determinado por la persona que lo inicia, sino por la persona que responde. El poder queda con la persona que tiene el derecho de responder como quiere. Necesitamos aprender a cómo responder correctamente y a controlar la parte más peligrosa de nuestro cuerpo.

 

  1. Principio: Refrenar su boca

La primera cosa que necesitamos aprender es como controlar nuestra lengua. Proverbios habla mucho sobre esto:  (Illus con las caras y la lengua)

Proverbios 10:19  “En las muchas palabras, la transgresión es inevitable,
mas el que refrena sus labios es prudente.

Proverbios 13:3  “El que refrena su lengua protege su vida, pero el ligero de labios provoca su ruina.”

Proverbios 16:23  “El sabio de corazón controla su boca; con sus labios promueve el saber.”

Proverbios 17:27 “El que es entendido refrena sus palabras el que es prudente controla sus impulsos.”

Proverbios 21:23 “El que refrena su boca y su lengua se libra de muchas angustias.”

Oyeron la palabra “refrena.” Que difícil refrenar nuestras bocas. Nuestro instinto es defendernos y atacar a la otra persona. Hay muchas ocasiones cuándo mi esposa o yo pudiéramos explotar y hacernos pedazos con palabras, pero decidimos escoger refrenar nuestra boca.

Proverbios 29:11 “El necio da rienda suelta a su ira, pero el sabio sabe dominarla.”

Cuándo damos rienda suelta a nuestra ira se llama escalar. Tratamos de gritar más alto, decir palabras más fuertes, y lastimar a la otra persona más. No es necesario decir que eso no resuelve los conflictos. Entonces la mejor respuesta  es refrenar la lengua y escuchar.

Proverbios 18:13  “Es necio y vergonzoso responder antes de escuchar.”

Normalmente los conflictos pueden ser resueltos solo si decidimos no  interrumpir y limitarnos a escuchar.

III. Principio: Responder con ánimo

La respuesta mejor es responder con ánimo. Créanme, nadie nace con esta habilidad. Es como el fútbol o cocinar. Es una destreza que necesitamos aprender y mientras más lo practique, más profesional se vuelve.

Una característica de una persona que anima a otras es la delicadeza, la suavidad y la ternura. Esto  significa que necesitamos conocer donde la otra persona es vulnerable. No debemos ser duros, ásperos, o severos.

Proverbios 15:1 “La respuesta amable calma el enojo, pero la agresiva echa leña al fuego.”

Proverbios 10:32 “Los buenos saben decir cosas bonitas; los malvados sólo dicen cosas feas.”

Nuestra meta es edificar a los demás. La crítica no alimenta. La crítica es destructiva. Muchas veces podemos decir, “pero solo estoy tratando de ayudarle.” Pregunte a la otra persona si se siente ayudada.

Efesios 4:29 “Eviten toda conversación obscena, por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan.”

Cuando usamos buenas palabras, estas pueden estimularnos, ayudarnos, edificarnos. La crítica solo destruye y causa resentimiento.

Proverbios 10:21 “Las palabras del justo animan a muchos, pero a los necios los destruye su falta de sentido común.”

Proverbios 25:11 “Como manzanas de oro en engastes de plata es la palabra dicha a su tiempo.”

Proverbios 12:25 “La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime,
Pero la buena palabra lo alegra.”

 

  1. Conclusión

Pablo dice varias veces en I Corintios 3 que nosotros somos edificios de Dios, somos templos de Dios. Nuestro trabajo es ayudar a edificar y construir el templo de nuestros cónyuges, no destruirlos. Quiero repetir Efesios 4:29, “Eviten toda conversación obscena, por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificación y sean de bendición para quienes escuchan.”

Hebreos 10:24 dice, “Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras.” Una manera para estimular es con ánimo, no la crítica. Nuestra meta para el matrimonio es que nuestros cónyuges lleguen a  tener la imagen de Cristo, y sabe que pasa automáticamente cuando llegamos a este nivel de comunicación? Lo Mejor! Nuestros hijos lo aprenden de nosotros – y entonces su hogar se convierte en un pedacito de cielo. Eso es los que Dios quiere para nosotros, pero necesitamos trabajar duro y constantemente en ello, por eso estamos aquí, para aprender y luego para enseñar. Que Dios no bendiga y nos amine en este esfuerzo.

Recommended Posts

Leave a Comment