Por qué las parejas no se pueden comunicar bien?

Se les pidió a un grupo grande de consejeros matrimoniales que hicieron una lista de los problemas más comunes que llevaba a la separación o divorcio. “El fracaso en la comunicación” encabezaba la lista. Para tener una relación íntima, es crítico tener buena comunicación. La felicidad de una pareja se puede medir, en gran manera, por la efectividad de su comunicación. El factor más importante que determina el éxito o el fracaso de un matrimonio es su habilidad de comunicarse.

La comunicación le permite a una pareja resolver conflictos, satisfacer necesidades, evitar los malentendidos, y desarrollar la intimidad. Cuando una pareja no tiene buenos patrones de comunicación la pareja interpreta los motivos equivocadamente,  las necesidades siguen sin ser satisfechas, y los problemas continúan sin ser resueltos.

Por qué las parejas no se pueden comunicar bien

  •  El temor de compartir sus verdaderos pensamientos y sentimientos

“Sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor.” I Juan 4:18

Una razón por la cual las parejas fracasan es el temor de compartir sus verdaderos pensamientos y sentimientos entre ellos. La verdad es, no es natural para los hombres, especialmente hablar sobre relaciones. Si ustedes esposas tuvieran que decir a sus esposos, “Mi amor, necesitamos hablar sobre nuestra relación,” qué piensa que podría pasar? Para la mayoría de los esposos, ellos se pondrían distraídos, defensivos, irritantes, pondrían sus ojos en blanco o se pondría una pared entre ustedes. La mayoría de los hombres se sentaría castigados por un deleito que no cometieron. Por ejemplo, el único tiempo que su jefe le llama a su oficina para hablar es para darle mal noticias. Cuando somos llamados para comunicar, no es nuestra cosa favorita.

La verdad es que comunicar sobre sus emociones calma a las mujeres, porque cuando hablan, reciben una inyección de oxytocina, un químico que ayuda hacer vínculos, es una hormona relacionada con los patrones sexuales y con la conducta maternal. Algunos la llaman la “molécula del amor” y está presente aún en interacciones negativas.

Los hombres no quieren hablar porque no van a sentirse mejor. La verdad es que ellos van a sentirse peor porque ellos recibirán una inyección de cortisol, una hormona estroida que se libera como respuesta al estrés. Ellos sienten más cambios fisiológicos tales como recibir más sangre en sus músculos cuando tienen emociones negativas. Es la misma hormona que reciben cuando se afrente con un tigre. Es lo que produce la reacción que se llama en ingles “fight or flight” o luchar o huir. No estoy diciendo que cuando las esposas quieren hablar es como enfrentar una tigre, pero no estoy diciendo que no es. También el sistema cardiovascular de los hombres toma más tiempo para recuperarse del estrés que el de las mujeres. Es incómodo para ellos hablar, especialmente cuando sienten vergüenza.

Entonces, en una manera, las mujeres son físicamente más capaces de manejar el estrés en una relación que los hombres. Para los hombres esto es más un asunto sobre el respeto, por eso son mas defensivos. Hay una frase en inglés que dice, “Death before dishonor” o “Prefiero morir que perder el honor.” No van a encontrar esta frase en los grupos de mujeres.

Entonces lo mejor manera para comunicar con los hombres, especialmente sobre su relación o una dificultad que se siente, es no confrontarle, pero es mejor si lo hace mientras hacen cosas juntos. ¿Quieres saber cómo puede conectarse con su esposo? A través de mutuas actividades. Las mujeres dicen que tienen los mejores tiempos de conversación con sus esposos mientras están caminando o manejando, porque están haciendo algo con él. Entonces prueben dialogar mientras caminan, jugando juntos o mientras que comen, porque sabría que estés en tu lado.

  • Es más fácil evadir una confrontación y reprimir los sentimientos que aprender a procesarlos correctamente.

“El necio muestra en seguida su enojo, pero el prudente pasa por alto el insulto.” Proverbios 12:16

Leí que en 85% de los matrimonios, es el esposo el que pone una barrera en las confrontaciones. Después de que hemos dicho sobre los hombres y nos hormonas no es de sorprenderse. Su honor es muy importante, y  una discusión verbal con una mujer es peligrosa. Ellas son mucho más potentes. Preferimos evitar una palea verbal.

  • El desconocimiento de los métodos de comunicación efectiva

“El sabio de corazón controla su boca; son sus labios promueve el saber.” Proverbios 16:23

La tercera razón es el desconocimiento de los métodos para una comunicación efectiva. Cuando no hemos aprendido los métodos apropiados, continuamos funcionando conforme a los patrones rutinarios e inefectivos que hemos creado nosotros y mismos que hemos aprendido de nuestros padres. Tal vez  pudieron ser buenas y positivas  maneras, con respeto, en forma clara y directa y con buen humor – o tal vez fue en maneras destructivas, con hostilidad, tratando de adivinar lo que está en la mente del otro, o con gritos, y a veces hasta con agresiones.

También aprendimos a cómo comunicarnos, de acuerdo al condicionamiento social. Los niños y las niñas aprenden a comunicarse dentro de su grupo de compañeros. Las niñas juegan con más frecuencia en parejas y tienen conversaciones privadas donde comparten secretos. La información en sí no es importante, lo que si importa es la experiencia de compartir con una mejor amiga. Los varoncitos juegan más frecuentemente en grupos, a menudo al aire libre. Cuando se juntan, hay menos conversación y más actividad. Las actividades les importa más que la conversación. Por eso los hombres pueden pescar juntos por horas y no hablar. Entonces cuando un hombre siente presión para compartir o hablar el  siente que ha hecho algo malo y quiere evitar estas conversaciones, evitar la confrontación.

Otra razón para la manera en que nos comunicamos es nuestro tipo de temperamento. Nuestros rasgos de carácter se heredan a través de los genes y son responsables por nuestro estilo de comunicación. Hay personas que son sanguinas o extrovertidas, y pueden fácilmente dominar las conversaciones. Un melancólico es mas introvertido y mas analítico en su manera de pensar, y tiene mayor dificultad para expresar sus verdaderos sentimientos. Ningún temperamento es superior a otro: solo es diferente. Cada persona se comunica de un modo diferente y único.

La felicidad de una pareja se puede medir por la efectividad de su comunicación. Muchas veces nosotros nos quedamos atrapados en nuestros hábitos de comunicación inadecuada y si es posible aprender cómo comunicarnos mejor. Los consejeros han estudiado la comunicación por años y pueden ayudarnos a aprender buenas técnicas.

Recommended Posts

Leave a Comment