Como Amar a tu Esposa (2)

El amor de un esposo  construye y enriquece la vida de su esposa.

 Seguimos en cómo amar a nuestras esposas. Que mas dice Pablo?  Versículo 28 dice: “Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo, pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia porque somos miembros de su cuerpo.” Primero la Biblia nos enseña a amar a nuestras esposas como Cristo ama a la iglesia. Aquí esta diciendo que debemos amar a nuestras esposas como amamos a nuestros propios cuerpos. No soy un psicólogo, pero creo firmemente que el hombre que no ama a su esposa, no se aman a si mismo. Es solo mi propia teoría pero creo que tiene fundamento. Debemos tener un buen concepto y amor por nosotros mismo para poder amar a otros. Aquellos  hombres para quienes les es difícil amar a su esposas y a los demás es por que tienen una autoestima muy bajo y la reacción natural es el machismo.

Estos versículos nos dicen que el amor de un esposo alimenta y  cuida. Dos cosas que construyen y enriquecen la vida de la esposa, también dice, “así como Cristo hace con la iglesia.” El amor del esposo debe sustentar o alimentar el crecimiento de su esposa, animándola y ayudándola a crecer y a desarrollar sus talentos y habilidades. Una de nuestras responsabilidades como esposos es conocer las necesidades de nuestra esposa y ayudarle a ser todo lo que ella puede ser. Nuestro amor “alimenta” a nuestras esposas y las ayuda a crecer para ser lo mejor que ellas puedan ser.

La otra parte de este versículo dice, “lo cuida”. La palabra cuidar usada en griego en este versículo es THALPO, e implica mantener algo cálido, como la gallinas cubriendo a sus pequeños con sus alas para que estén calientes y protegidos. ¿Se siente su esposa protegida bajo el calor de su amor? ¿Desea siempre lo mejor para su esposa? La clave aquí esta en entender bien las  necesidades de su esposa. I Pedro 3:7 dice, “De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto.” Trabaja y esfuerza  entender las necesidades de su esposa y así tratarla con honor. Les prometo que su matrimonio florecerá y permanecerá firme por muchos años si usted decide amar a su esposa como Cristo amó a su iglesia.

Pedro nos da una buena razón para tener este tipo de amor en I Pedro 4:8, “Sobre todo, ámense los unos a los otros profundamente, porque el amor cubre multitud de pecados.” No se de ustedes, pero necesito tener este tipo de amor para cubrir mis multitudes de pecados.

Una pareja que estaba casad por 15 años empezó tener problemas en su matrimonio. Ellos quisieron que su matrimonio tuviera éxito entonces ellos acordaron en un plan. Por un mes ellos planearon poner un papel en dos cajas llamadas, Las Cajas de las Quejas”. Las cajas estarían en un lugar para poner todas las irritaciones diarias de su cónyuge. La esposa fue muy diligente en sus esfuerzos, poniendo, “dejó su ropa en el piso”, “dejó la cocina desorganizada” etc. por un mes. Después de la cena, después de un mes, ellos cambiaron cajas para leer las quejas. El esposo reflexionó sobre todo lo que él hizo mal. Después, la esposa abrió su caja y empezó leer. Todos las notas fueron iguales, cada mensaje solo decía, “Te amo!”

Lo mejor manera para honrar a todas las madres esta mañana es para todos los padres amar a sus esposas con el amor que tiene Jesús por su iglesia.

Recommended Posts

Leave a Comment