Los conflictos son inherentes a cada matrimonio. Si no hay conflictos entonces uno de ustedes está renunciando a si mismo. William Channen dijo que “las dificultades son diseñados para despertarnos. El espíritu humano crece fuerte por medio de los conflictos.” Son importantes para las relaciones porque ayuda a las parejas adaptarse a nuevas situaciones e inventar nuevos planteamientos hacia los problemas. Deben ser vistos como oportunidades de entender, cambiar y crecer. Los “tiempos malos” nos ayudan a definir los “tiempos buenos.”

El hecho de que conflictos existen en su matrimonio no significa que haya ausencia de amor. El matrimonio no consiste en evitar los conflictos sino en como manejarlos cuando llegan. Los conflictos existen por una razón, contienen un mensaje, una lección, y deben ser reconocidos. Es importante saber que la mayoría de los diferencias nunca serán resueltos.

Santiago 4:1-3 dice, “¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos? Desean algo y no lo consiguen . . . sienten envidia y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden. Y cuando piden, no reciben porque piden con malas intenciones, para satisfacer sus propias pasiones.”

Los conflictos entre esposa y esposo son el resultado de las necesidades legitimas no satisfechas o cuando su satisfacción ha sido frustrada. Las necesidades legítimas son las que son apropiadas, que la mayoría de la gente están de acuerdo (por ejemplo, ser entendido). Las necesidades no legítimas son egoístas, su satisfacción a expensas de otras personas. Cuando somos novios es muy fácil cumplir los deseos del otro, porque cualquier sacrificio es fácil para conquistar al otro. Pero cuando nos casamos es más difícil. Cuando nuestros deseos no son cumplidos o no nos sentimos entendidos, o no recibimos porque no hemos pedido con buenas intenciones, reaccionamos por represionar o ventar nuestros emociones. La manera cómo reacciona a los conflictos determinará si ustedes se aísla el uno del otro o si ustedes se acercan.