Mi esposo me golpeó. ¿Ahora qué?

por Willard F. Harley, Jr.